Trabajamos con artesanos indígenas para crear nuestro producto y estamos comprometidos a apoyarlos. Buscamos crear una industria próspera para las comunidades, dando un valor comercial y nueva vida a sus habilidades tradicionales. Con cada compra, el cliente pasa a formar parte de este esfuerzo. Como nosotros, nuestros clientes están comprometidos con hacer una diferencia en el mundo.

La empresa ha sido capaz de organizarse de tal forma por comunidad -capacitándolas en materia de diseño, patronaje y corte- que ahora las artesanas tienen trabajo constante, incrementando su productividad, y con ello, su nivel de vida y su equilibrio. Seguiremos trabajando sobre el mismo esquema, incorporando nuevas comunidades con el fin de brindar mayor diversidad y riqueza cultural a la marca, y dando más trabajo y oportunidades a un número cada vez mayor de artesanas.